Revela una nueva piel con tomate, avena y limón

Los exfoliantes recetados por un dermatólogo suelen ser demasiado fuertes con tu piel, y si observas alguna irritación, debes abandonarlos de inmediato. Entonces, puedes probar con un exfoliante natural, mucho más suave para con tu piel.

Ingredientes

1 tomate
1 limón
1 cucharadita de harina de avena

Modo de aplicación

Lavar y partir en dos el limón.  Extraer su jugo.  Luego pelar, partir y triturar el tomate a modo de puré. Añadir el jugo de limón y la harina de avena. Mezclar hasta tener una pasta homógenea.

Aplicar sobre la cara y dejar actuar durante 15  minutos. Retirar con agua templada.

Nota: Aplicar este exfoliante de noche, ya que de día el limón puede manchar la piel.

0 comments

Write a Comment

Fields with * are requierd