masaje-embarazoDarte un masaje durante el embarazo puede ser muy beneficioso y especialmente recomendado, ya que alivia dolores de espalda, mejora la circulación y sirve para relajarse.

Durante el embarazo, la mujer puede sentir diversas molestias a nivel musculoesquelético y en su sistema circulatorio, debido a los cambios hormonales, el aumento de volumen y la ganancia de peso. Estas molestias son comunes e inherentes al proceso de embarazo y, por lo tanto, provocan que la futura madre se siente incómoda, dolorida y cansada.

El masaje para embarazadas es una técnica corporal que procura aliviar dichas molestias, al dirigirse directamente a las necesidades que la embarazada puede tener en su cuerpo.

La etapa del embarazo es tan íntima para la mujer, que sin duda es también uno de los mejores momentos de la vida para mimarse y dedicarse tiempo a si misma.

Beneficios:

Elimina tensiones.
Mitiga el dolor.
Elimina temores sobre el proceso del embarazo y los cambios corporales.
Revitaliza.
Mejora la circulación.
Disminuye hinchazón o edemas.
Relaja.

El masaje ayudará a aliviar los dolores de los pies y los tobillos. Es un tratamiento dirigido a fortalecer la musculatura lumbar que evitará dolores causados por el peso del bebé según avance la gestación. Produce un equilibrio de la presión arterial y se incrementa la circulación sanguínea ayudando a que el oxígeno llegue mejor a las células. Así ayudaremos también al feto.

Época Recomendada: Durante el embarazo.

Duración del Tratamiento: 30 minutos.